Compartir: Share on LinkedInShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

La regla 80/20 tiene el mismo efecto en tu marketing digital: consigues más con el mismo esfuerzo.

mdigital2

Aquí tienes mis 5 aplicaciones favoritas:

Si no estás familiarizado/a con la regla 80/20 (Principio de Pareto), te dice que no trates a todo por igual, que hay cosas que requieren mucha más atención por tu parte y otras menos.

La regla 80/20 se entiende bien pero se aplica mal.

Cuando se aplica bien, te permite tomar mejores decisiones, ganar más con el mismo esfuerzo, tener más tiempo libre y  añadir más dosis de felicidad a tu existencia.

Se aplica a todo, tanto a lo personal como a lo profesional.

Vamos a dar ejemplos concretos de esto último y en 5 ámbitos del marketing digital: campañas de PPC, emailings, conversión web, SEO y banners.

80/20 y campañas PPC

La aplicación más evidente y que todo el mundo ve a los pocos meses de trabajar con AdWords, Facebook Ads o cualquier otro tipo de campaña de PPC es que no todo es igual de importante.

Si tienes 10 campañas, lo más seguro es que 2 de ellas (el 20%) concentren el 80% de la inversión y los resultados. Luego ya sabes donde tienes que concentrar esfuerzo y tiempo.

Lo mismo ocurre con el resto de ámbitos: nº de grupos, listas de palabras clave, tipos de segmentaciones, métricas, informes…

Pero la aplicación de 80/20 en PPC más potente que conozco no es ésta, sino en dónde y cómo optimizamos.

La mayoría del tiempo que dedicamos a optimizar las campañas de PPC no tienen grandes repercusiones en los resultados.

Por ejemplo, los ajustes continuos en pujas, ahora para arriba, ahora para abajo, añadir unas pocas keywords, poner otras en pausa, cambiar una línea del texto del anuncio, mover el orden de las frases… todo esto afecta poco y, lo peor, a menudo las ganancias se pierden a los pocos días.

Donde realmente está el 80% de la mejora en una campaña de PPC, no está en el PPC sino en lo que viene después, en la web a la que llegan los clics.

En la oferta que se encuentran. En cómo respondemos a sus preguntas. En cómo le tratamos en todo el proceso de venta. En cómo les acompañamos a la caja. En cómo nos despedimos y le esperamos a que vuelva.

Es aquí donde podemos observar saltos en rendimiento, efectos palanca.
Sin embargo, dedicamos el 80% del tiempo a lo que sólo proporcionará el 20% del resultado


80/20 y emailings

En emailings el esfuerzo lo dedicamos a hacer bonitos emails, bonitos copys, bonitos htmls, bonitos responsives… De nuevo, tiempo poco bien invertido.

¡El 80% de los usuarios nunca llega a ver tu email¡

Si hacemos caso a lo que dicen los estudios, la media de apertura de emailings es del 20%, el 80% se ignoran. (De nuevo, esta regla 80/20 nos persigue a todos lados).

Por lo tanto, la clave está antes de email en sí, en cómo redactamos la línea del “Asunto:” y, especialmente, cómo gestionamos la del “De:”

La mayoría de la gente tras ver un asunto poco atractivo y que el remitente no ha ganado su confianza decide ignorar, borrar el email o peor, marcarlo como spam.

Por lo tanto, tenemos que dedicar más tiempo a redactar mejores asuntos, pero sobre todo, a desempolvar la teoría del permission marketing y conseguir que no sólo nos dejen enviarle emails sino que los esperen como agua de mayo.

Cuando lo consigues, aplicas 80/20 a su máxima potencia y conviertes el medio emailing en el más rentable de la empresa, con diferencia

 

80/20 y conversión web

A menudo veo casos prácticos de cómo se ha “optimizado” la conversión de un sitio web moviendo de sitio el botón o cambiando una foto de una chica con gafas por otra en la que lleva lentillas.

Ahí no está 80/20.

Si queremos conseguir tener una web con una conversión robusta que dé mejoras un día sí y otro también, tenemos que ver el bosque entero

Tenemos que responder a preguntas como:

  • ¿En cuanto aterriza el usuario a mi página, le doy en 0,01 segundos una razón poderosa para quedarse?
  • ¿Continuo con unos argumentos que se enganchan a sus deseos como pegamento?
  • ¿Respondo a sus dudas de tal manera que no puede dejar de decir “sí” con la cabeza?
  • ¿Le doy motivos para responder hoy y no mañana?

 

Un ejemplo de lo que quiero decir adaptado a la actualidad: estamos viendo viejas landings pages superar en rendimiento a las nuevas con tecnología súper-responsive simplemente porque las segundas han centrado el esfuerzo en lo que proporciona el 20% (el html, la parte técnica) y no en lo que da el 80% (el copy, el mensaje, la persuasión).


80/20 y SEO

En SEO se pueden hacer miles de acciones para mejorar el posicionamiento, pero no todas tienen el mismo grado de éxito.

No es lo mismo acertar con el la descripción de la etiqueta Title que con la del Description.

No es lo mismo conseguir un backlink de Wikipedia que de mi blog.

No es lo mismo redactar contenidos que gusten a los usuarios y a Google que hacer refritos de lo que escriben los demás.

El problema con SEO es que de esas miles de acciones es difícil saber la correlación causa-efecto, a diferencia de las fuentes de pago en las que tenemos un control mucho más preciso de la inversión.

Por lo tanto la clave de 80/20 en SEO no está tanto en fiarse de lo que comúnmente se acepta como mejores prácticas sino en descubrir lo que la mayoría desconoce, detectar aquellas prácticas que realmente influye en tu sitio web y las que no.

La aplicación menos utilizada de 80/20 en SEO es la que nos invita a:

  1. Analizar y descubrir qué es lo que está funcionando y hacer MÁS de eso.
  2. Analizar y descubrir qué es lo que no está funcionando y hacer MENOS de eso.

 

80/20 y banners (display)

El mundo de los banners es tan amplio como complejo.

Es potencialmente inmenso, cientos de veces el tamaño del buscador Google. Pero pocos consiguen convertirlo en un flujo estable de negocio.

Hay millones de páginas web donde colocar banners, docenas de segmentaciones posibles, centenares de formatos (megabanner, robapáginas, skycrapers, etc.), múltiples de opciones en cuanto a estático/dinámico, flash o gif, etc.

Una montaña de decisiones de las que, como no podía ser menos, la regla 80/20 nos dice que no todas son iguales.

En nuestra experiencia, la clave en display está en encontrar la combinación de creatividad y segmentación… antes de arruinarte

Es un medio que requiere volumen para poder tomar decisiones y optimizar.

Pero por ello mismo consume grandes volúmenes de inversión. La rapidez por lo tanto en encontrar la combinación ganadora es determinante, o tendrás que prescindir del medio potencialmente más grande de internet.

Fuente: ICEMD, articulo de Gorka Garmendia.

Compartir: Share on LinkedInShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Tags: , , , ,