Compartir: Share on LinkedInShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Uno de los riesgos inherentes a la movilidad es perder el equipo o, peor aún, que nos lo roben. A las molestias que acarrea, se suma el hecho de que nuestros datos quedan expuestos a terceros.

Cuando la informática se limitaba a los ordenadores de sobremesa, el mayor riesgo al que estábamos expuestos era que un virus entrase en el sistema y nos hiciese ceder el control del mismo, pero con la popularización de los portátiles primero y los smartphones y tabletas después, el panorama se complica.

Básicamente, al poder perder físicamente el aparato, el daño se multiplica por albergarse en él multitud de información personal que, según su naturaleza, podría incluso suponer un perjuicio aún mayor que el del simple coste del equipo extraviado.

Por suerte, tanto a nivel hardware como software podemos proteger el acceso a estos datos, borrarlos, recuperarlos e incluso conocer con exactitud dónde se halla nuestro dispositivo. Bien sea a través de soluciones proporcionadas de forma nativa por el sistema operativo y por el fabricante o bien mediante aplicaciones de terceros, protegerlo es muy sencillo y nos ahorrará muchos quebraderos de cabeza adicionales. Te enseñamos cómo hacerlo.

Ordenadores portátiles

 1. Intel AntiTheft

Si nuestro portátil cuenta con un procesador de segunda o tercera generación Intel Core (Sandy Bridge o Ivy Bridge), entonces podemos recurrir a la tecnología de Intel contra robo (Intel AntiTheft). Para ello, nos dirigiremos a la web de Intel y desde ahí instalaremos el complemento que nos permitirá conocer al instante las soluciones de las que dispone nuestro equipo.

En caso de no contar con ninguna, se nos ofrecerá instalar el servicio antirrobo de Intel proporcionado por McAfee, que se encarga de proteger nuestra información personal frente a pérdidas y robos con seguridad a nivel de hardware. Disponemos de una prueba gratuita de tres meses, y con él podemos bloquear o rastrear el dispositivo o proteger nuestros archivos personales para que solo nosotros seamos capaces de acceder a ellos.

xrobo

En las opciones de bloqueo, destaca la posibilidad de programar un temporizador para efectuar un bloqueo automático incluso cuando no haya conexión a Internet. Cuando hayamos recuperado el portátil, basta con introducir nuestra contraseña y todo volverá a la normalidad. Funciona tanto bajo Windows 7 como Windows 8.

2. Protección por software

En el caso de que no podamos proteger nuestro portátil en el terreno del hardware, siempre podremos recurrir a una utilidad de software, menos eficiente pero igualmente válida si la configuramos adecuadamente. Por ejemplo, con Laptop Cop se nos ofrece la posibilidad de obtener geolocalización con acceso web, borrar remotamente los datos que contenga el disco duro o registrar toda la actividad que se esté produciendo en él mientras no se encuentre a nuestro alcance.

Lo malo es que para funcionar de forma efectiva ha de estar conectado a Internet; en cambio, se ejecuta de forma totalmente imperceptible, con lo que los «amigos de lo ajeno» no sabrán que el software está actuando. Su precio es de 65 dólares anuales o 100 dólares con licencia para tres años, y funciona bajo Windows XP y versiones superiores.

xrobo2

Equipos gobernados por Android

 3. Cerberus y Android Lost

En los dispositivos móviles basados en el sistema operativo de Google no se integra por el momento un servicio de rastreo y recuperación, pero en Google Play disponemos de alternativas suficientes (tanto de pago como gratuitas) que nos pueden ayudar en esta tarea. En PC Actual ya os hablamos de algunas de ellas, como LockOut o Plan B. En esta ocasión, os recomendamos otras dos: Cerberus y Android Lost.

La primera es de pago, pero puede presumir de ser una de las más eficaces de cuantas están a nuestra disposición. Solo necesitaremos crear una cuenta de usuario en Cerberus y, a partir de entonces, podremos controlar la app de forma remota a través de su página oficial o mediante el envío de mensajes de texto. Una de sus mayores ventajas es la de poder activar su uso automáticamente si se da la circunstancia de que alguien inserta una tarjeta SIM en nuestro móvil distinta a la original (en cuyo caso recibiremos una alerta al número de teléfono que hayamos indicado).

xrobo3

Entre la multitud de opciones disponibles, tenemos borrado remoto de datos (remoto o tras introducir erróneamente el código de desbloqueo las veces que indiquemos), hacer una fotografía para pillar al ladrón con las manos en la masa y consultar vía web dónde se encuentra nuestro terminal o incluso el nivel de batería restante. Al instalarla por primera vez, y antes de pagar los 2,99 euros que cuesta, podremos probarla durante 6 días sin coste alguno. Además, una vez comprada, es factible utilizarla incluso en más de un dispositivo sin coste adicional.

Por su parte, Android Lost funciona de forma similar, con la ventaja de no necesitar registrarnos ni pagar nada, ya que se vincula directamente a nuestra cuenta de Google. Desde su web seremos capaces de ejecutar todo tipo de comandos remotos (borrado, toma de fotografías, geolocalización, hacer vibrar el móvil, enviar un mensaje, etc), aunque, desafortunadamente, por el momento la interfaz web no está traducida al castellano.

4. Soluciones integradas y suites de seguridad

Al margen de las suites disponibles en Google Play, puede que el fabricante de nuestro terminal haya incorporado de serie algún tipo de solución para recuperar los datos en caso de extravío. Por ejemplo, Samsung pone a nuestra disposición el servicio SamsungDive, con el que podremos localizar el móvil, enviar alertas, bloquearlo o borrar su contenido, además de obtener el registro de llamadas o envío de SMS de forma remota o redirigir las comunicaciones entrantes a otro número.

De igual modo, los principales fabricantes de suites de seguridad ya ofrecen versiones con las que proteger nuestro Android. Con ellas, no solo obtendremos funciones similares a las que te hemos indicado, sino que también nos protegeremos frente a malware y podremos hacer copias de seguridad fácilmente. Avast, Eset, G Data, Kaspersky, McAfee o Norton son solo algunos de los que ya cuentan con una app de este tipo.

xrobo7

Dispositivos con sistema operativo iOS

5. Find My Phone

Uno de los primeros servicios de localización y gestión remota de dispositivos móviles vino de la mano de Apple con su app Buscar mi iPhone, que ahora ha pasado a estar integrada en iCloud para mayor sencillez. De esta forma, localizar cualquier aparato que tengamos asociado a nuestra Apple ID es posible desde el mismo momento en el que registramos nuestro equipo por primera vez.

Todo lo que necesitamos, una vez hayamos configurado las opciones de iCloud en Ajustes/iCloud, es activar la casilla Buscar mi iPhone (o Buscar mi iPad en el caso de utilizar la tableta de Apple) y ya podremos obtener su ubicación siempre que lo deseemos desde la página oficial de iCloud, siendo factible también emitir un sonido, enviar un mensaje, bloquear el dispositivo de forma remota (tras indicar un código) o borrar todo su contenido.

Para mayor certeza, cuando el mensaje de alerta que hayamos enviado se muestre en la pantalla del terminal, recibiremos un correo electrónico que nos confirmará que, efectivamente, nuestro dispositivo sigue encendido. Además, si lo preferimos podemos instalar la app específica Buscar mi iPhone desde la App Store, para una gestión más cómoda

xrobo4

6. Añade tu Mac al servicio de localización

En el caso de que también dispongamos de un Macbook o iMac, puede que nos interese poder localizarlo también desde el servicio de iCloud de Apple. Para activar este servicio, basta con entrar en /Preferencias del sistema/iCloud y marcar la pestaña Buscar mi Mac. El funcionamiento es idéntico al visto con dispositivos iOS.

xrobo5

La plataforma Windows Phone

7. Windows Live ID

Tanto la versión 7 como la versión 8 de Windows Phone incorporan de serie un sistema para encontrar nuestro móvil en caso de pérdida o robo. Para activarlo, en el menú de Configuración entramos en el apartado Encuentra mi teléfono y seleccionamos las casillas Conectarse más rápido a estas características y Guardar mi ubicación cada pocas horas para mejorar los resultados.

Eso sí, hay que tener en cuenta que ambas características repercuten en el consumo de batería, ya que registran y envían la posición por GPS de forma periódica. Una vez lo hayamos hecho, accederemos a la web de Windows Phone con nuestro Windows Live ID (el mismo que hayamos utilizado al configurar nuestro teléfono por primera vez).

8. Comandos disponibles

Una vez dentro de la web de gestión remota de nuestro Windows Phone, en la sección Encuentra mi teléfono veremos todas las opciones disponibles: hacerlo sonar, bloquear, borrar y geolocalizar . Con la primera, es posible enviar una alerta sonora a nuestro teléfono, y se reproducirá aunque esté silenciado o en modo vibración. Si lo preferimos, también podemos hacer que se muestre un mensaje emergente en la pantalla (por ejemplo, pidiéndole a quien lo haya encontrado que se ponga en contacto con nosotros), en cuyo caso lo haremos utilizando la opción de bloqueo.

Por último, si nos tememos que será imposible recuperar nuestro dispositivo, entonces lo mejor que podemos hacer es borrar remotamente su contenido, pulsando el campo Borrar. Antes de que comience esta operación, se nos requerirá confirmación para asegurarnos, ya que el proceso no es reversible (seleccionaremos Sí, borra mi teléfono inmediatamente y listo). En unos minutos, no quedará ni rastro de nuestra información personal.

xrobo6

Consejos generales

1. Conoce las herramientas integradas en tu dispositivo: por suerte, es habitual que los teléfonos móviles y tabletas incorporen ya de serie algún tipo de servicio para poder rastrearlos en caso de extravío, normalmente asociados a nuestra cuenta de usuario. Dedicar unos minutos a configurarlo en el momento de ponerlo en marcha es prácticamente una necesidad.

2. Busca alternativas: en las tiendas de aplicaciones de Android, iOS y Windows Phone existen muchas utilidades, tanto gratuitas como de pago, con las que poner a salvo toda nuestra información y poder recuperarla o bloquearla. Solo tienes que escoger la que más te guste y se adapte a tus necesidades.

3. Los portátiles también pueden protegerse: los procesadores más recientes de Intel permiten proteger mediante hardware nuestro portátil si lo hemos perdido o nos lo han robado, pero si nuestro equipo es más antiguo, existen aplicaciones capaces de funcionar de manera similar.

4. Haz siempre backups de tu información: si finalmente tenemos que dar por irrecuperable nuestro móvil, tableta o portátil, el haber hecho antes una copia de seguridad nos servirá para configurar nuestro próximo aparato como el anterior, y así recuperar todos nuestros archivos y documentos.

5. No desactives los servicios de localización: aunque es útil para ahorrar batería, en el caso de que quieras conocer más tarde la ubicación de tu dispositivo móvil, no podrás hacerlo si no tiene conexión a la red o GPS.

Dpto. Consultoría.
Ansbad Servicios Informáticos Perso. S.L

Compartir: Share on LinkedInShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Tags: , ,